[News] Camino a su trinchera final Filiberto Ojeda Ríos

Anti-Imperialist News News at freedomarchives.org
Tue Sep 27 13:57:44 EDT 2005


Camino a su trinchera final Filiberto Ojeda Ríos

Martes, 27 de septiembre de 2005
http://www.endi.com/

SAN JUAN (AP) - Cientos de automóviles seguían a paso lento hoy el coche 
fúnebre que transportaba los restos del líder machetero Filiberto Ojeda 
Ríos a su trinchera final en Naguabo.

Con banderas puertorriqueñas, machetes, flores y cartelones, otros cientos 
de puertorriqueños apostados a lo largo del trayecto se despedían del 
dirigente de la lucha armada para lograr que Puerto Rico se independice de 
Estados Unidos.

En las escuelas de la avenida Ponce de León, los niños y los maestros 
alzaban las manos y gritaban cuando veían pasar el cuerpo del líder del 
grupo clandestino Los Macheteros.

Ojeda Ríos, quien murió el viernes de un disparo del Negociado Federal de 
Investigaciones (FBI) en la residencia donde se escondía en Hormigueros, 
era buscado por el robo de $7.2 millones a un camión de Wells Fargo en 
Connecticut en 1983.

A lo largo de la ruta hacia Naguabo, caravanas de autos se unían a la 
comitiva y manifestantes apostados en puentes lanzaban flores sobre el 
cortejo fúnebre.

"FBI, terrorista", leía una pancarta en inglés amarrada a uno de los puentes.

Segundos antes de que el ataúd fuera cerrado en el Colegio de Abogados en 
Miramar, sus hijos, nietos, hermanos y esposa, todos ataviados de la 
tradicional guayabera o camisa blanca que el líder machetero solía vestir, 
lloraron con coraje frente a su cuerpo.

"El pueblo es el dueño de ese cuerpo y de sus ideas. Filiberto no se fue, 
simplemente se va a su nueva trinchera de lucha", expresó su hijo Edgardo 
Ojeda.

Edgardo dijo que su padre cierra el triángulo iniciado por Pedro Albizu 
Campos y continuado por Juan Antonio Corretjer.

"Don Pedro Albizu Campos, Juan Antonio Corretjer y Filiberto Ojeda Ríos, 
con ese triángulo ya se puede fijar el rumbo, ya está el camino derecho, el 
camino es la unidad", agregó.

Además, exhortó a la recopilación de toda la correspondencia y documentos 
relacionados con Ojeda Ríos, para cobijarlos en una fundación con el nombre 
de su padre.

Durante la despedida, los manifestantes y allegados de Ojeda Ríos que 
hablaron en tarima sentenciaron al FBI a pagar por lo que consideran "el 
asesinato" de Ojeda Ríos.

Dentro del Colegio de Abogados y a las afueras, en al menos cuatro 
ocasiones, se entonó la versión revolucionaria de "La borinqueña".

Los presentes gritaron múltiples consignar como "FBI asesino", "Comandante 
Filiberto, estamos aquí presentes" y "Unidad, unidad".

Los automóviles que acompañaron el cortejo fúnebre desde Miramar hasta 
Naguabo llevaban diversos carteles con la foto de Ojeda Ríos y el logo del 
Ejército Popular Boricua-Los Macheteros. Uno de los carteles leía: "Los que 
mueren por la vida no puede llamarse muertos".

Desde que fue expuesto al público la noche del domingo, miles de personas 
han hecho largas filas para ver por primera vez y dar su último adiós al 
hombre que estuvo en el clandestinaje por 15 años antes de que el FBI lo 
matara de un disparo. Por la gran cantidad de personas la noche del lunes, 
casi no era posible detenerse frente al féretro.

Se espera que la comitiva fúnebre parta a las 10:00 de la mañana hacia 
Naguabo, pueblo donde nació y descansará el dirigente de la lucha armada 
para lograr que Puerto Rico se independice de Estados Unidos.

El líder clandestino sostuvo actividades político-militares por la 
independencia de la Isla durante unos 45 años.

Sin embargo, fueron la muerte de dos infantes de marina el 3 de diciembre 
de 1979 en Sabana Seca, el robo de $7.2 millones el 12 de septiembre de 
1983 de la Wells Fargo en Hartford, Connecticut, y la destrucción de varios 
aviones de guerra en la Base Aérea Muñiz, los actos más audaces de la 
organización, fundada en 1976 bajo el nombre Comando Obrero.

Durante sus últimos años en la clandestinidad, su labor se redujo 
considerablemente a dirigir mensajes escritos al pueblo puertorriqueño 
través de los medios de comunicación y grabados al sector independentista. 
En algunas ocasiones, concedía entrevistas exclusivas a algún periodista.

Ojeda Ríos estuvo en la clandestinidad desde el 1990, cuando se cortó un 
grillete electrónico y desapareció mientras se encontraba en espera de juicio.

Había sido liberado en 1988 bajo una fianza de un millón de dólares, luego 
de tres años en prisión a la espera de juicio en Connecticut. En 1992, fue 
convicto en ausencia por cargos de robo, conspiración y transportación de 
dinero robado. Recibió una sentencia de 55 años de prisión.

En 1988, fue absuelto por un jurado puertorriqueño de la acusación de 
batirse a tiros con la Policía durante su arresto el 30 de agosto de 1985.

Durante el operativo de captura el viernes, la esposa de Ojeda Ríos, Elma 
Beatriz Rosado, fue arrestada y un agente federal recibió una herida de 
bala en el estómago, según el FBI. La compañera de vida del líder machetero 
fue liberada el sábado luego que las autoridades federales decidieran que 
no se le radicarán cargos.

Cientos de automóviles seguían a paso lento hoy el coche fúnebre que 
transportaba los restos del líder machetero Filiberto Ojeda Ríos a su 
trinchera final en Naguabo.


The Freedom Archives
522 Valencia Street
San Francisco, CA 94110
(415) 863-9977
www.freedomarchives.org 
-------------- next part --------------
An HTML attachment was scrubbed...
URL: <http://freedomarchives.org/pipermail/news_freedomarchives.org/attachments/20050927/aed8103d/attachment.html>


More information about the News mailing list